Comparador de productos
Eliminar todos Comparar

Aire Acondicionado: consejos

Si te preocupa pasar calor este verano, piensa que antes de comprar o utilizar un equipo de aire acondicionado existen otras opciones mucho más rentables que apenas necesitan consumir energía y, además de reducir nuestra huella de carbono, nos van a ayudar a reducir la factura energética de nuestra vivienda.

 

Aprovecha las características naturales de tu vivienda

Soluciones tan sencillas como instalar toldos, voladizos y otro tipo de protecciones solares son sumamente eficaces para reducir el nivel de insolación de la vivienda en las horas de más calor. Si además mejoras el aislamiento térmico de puertas, ventanas y paredes, puedes lograr un ahorro energético adicional del 25% al 35%.

 

Otros factores que nos ayudan a disminuir las ganancias de calor son la presencia de vegetación o elementos de agua en los alrededores del edificio o los colores claros en las paredes y fachadas.

 

Utiliza ventiladores para mover el aire

¿Que aún así necesitas recurrir a un equipo auxiliar para soportar los ardientes calores veraniegos? Considera entonces la utilización de ventiladores. Estos aparatos tienen un consumo eléctrico muy bajo y el movimiento de aire que producen hace que disminuya la sensación de temperatura entre 3º y 5º C, resultando mucho más que suficientes en la mayoría de los casos para alcanzar el confort que estamos buscando.

 

Elige y usa tu aparato de aire acondicionado de forma eficiente y responsable

Si a pesar de haber hecho todos los pasos anteriores aún crees que necesitas comprar un equipo de aire acondicionado, ten en cuenta que a igualdad de potencia, los sistemas partidos o de tipo split (aquellos que tienen una unidad exterior y otra interior) tienen mayores rendimientos que los sistemas compactos (aquellos en los que la unidad evaporadora y la condensadora están dentro de una misma carcasa).

 

Es necesario consultar siempre con un profesional el tipo de aparato que mejor se ajusta a las necesidades particulares de tu vivienda y la potencia de refrigeración que necesitas. Si eliges un equipo con una potencia demasiado baja tardará más tiempo en alcanzar la temperatura deseada y empleará más energía, pero si está sobredimensionado, además de consumir más, estarás gastando innecesariamente tu dinero.

 

Superficie(m²) Potencia refrigeración(kW) Capacidad refrigeración (frig/h)
9-15 1,5 1.290
15-20 1,8 1.548
20-25 2,1 1.806
25-30 2,4 2.064
30-35 2,7 2.322
35-40 3 2.580
40-50 3,6 3.096
50-60 4,2 3.612
1kW= 860(frig/h) Fuente: Guía práctica de la energía (IDAE 2004)

 

Elige un modelo que tenga clase energética A, y exige a tu comprador que te muestre la etiqueta energética completa, con la etiqueta base y la tira informativa en la que podrás consultar, entre otras características, el índice de eficiencia energética del aparato (EER). No todos los modelos de clase A te garantizan un bajo consumo de energía, por lo que desde WWF te recomendamos que escojas modelos que tengan como mínimo los siguientes índices de eficiencia energética:

 

Equipos compactos EER ≥ 3.0
Equipos split portatiles EER ≥ 3.2
Equipos split fijos con potencia de refrigeración
hasta 4 kW
EER ≥ 4.3
Equipos split fijos con potencia de refrigeración
superior a 4 kW
EER ≥ 4.0

 

Otros puntos importantes a tener en cuenta:

  • Consulta cuáles son los modelos de mayor rendimiento energético en Topten España (www.eurotopten.es).
  • Asegúrate que el modelo incorpora la tecnología Inverter, que permite ahorros de energía entre el 30%-50%.
  • Haz un uso y mantenimiento correcto de la instalación: limpia periódicamente los filtros, cierra puertas y ventanas cuando tengas encendido el aire acondicionado y evita que los equipos estén expuestos directamente al sol o a cualquier otra fuente de calor.
  • No olvides ajustar correctamente la temperatura del equipo de aire acondicionado, entre los 24º-26º C y nunca por debajo de 22º C. Programando inadecuadamente el termostato lo único que conseguirás será malgastar inútilmente la energía y agarrar un buen catarro. Por motivos de salud, la diferencia de temperaturas con el exterior no debe superar los 12º C.
  • Si, además, estás buscando un sistema de calefacción para el invierno y no tienes la opción de poner una instalación de gas natural, considera la opción de elegir un modelo que incorpore bomba de calor, mucho más eficiente que cualquier otro tipo de calefacción eléctrica.

 

Cómo interpretar la etiqueta energética de los equipos de aire acondicionado: